viernes, 22 de febrero de 2013

El jamón serrano.

Esta semana os presentamos las cualidades nutritivas que tiene uno de nuestros ingredientes más utilizados y con más adeptos: el jamón serrano.
 
 
¿Qué tiene de bueno el Jamón Serrano?

El Jamón Serrano, es un producto esencialmente natural. Como producto derivado del cerdo, el jamón aporta los valores propios de la carne de porcino en origen, tremendamente mejorados desde el punto de vista sensorial, después del proceso de elaboración.
 
El Jamón Serrano desde el punto de vista nutricional.
El Jamón Serrano está constituido por proteínas, grasa y agua. Además, se identifican en su composición vitaminas del grupo B y diversos oligoelementos.

El Jamón Serrano del aporta por cada 100 gr. de producto:
30-35 gr. de proteína, importante por su aporte estructural al organismo.
8-14 gr. de grasa, necesaria en el organismo por su función de elemento de reserva y precursora de otros elementos vitales.
4-6 gr. de sal común
 

Otros elementos en menor cuantía, aporte vitamínico del grupo B y ciertos minerales como el hierro, fósforo y calcio.
 

Tanto la proteína aportada como la grasa, hacen al Jamón Serrano un producto altamente digestible.

El Jamón Serrano desde el punto de vista sensorial.
 
El Jamón Serrano es un producto de sabor intenso y delicado, suave al paladar y con un agradable aroma característico. Es de consistencia firme y poco salado.

El sabor y el aroma se originan en el proceso de curación. La combinación del aroma y el sabor es lo que los gourmets denominan "flavor".
Este "flavor" tiene origen fundamentalmente en la grasa.

Fuente: www.eljamon.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada